La Ficción Legal: El ‘Hombre de Paja’ nos controla bajo la Ley Marítima

Documentales, Medios de Desinformación, Sionismo

El siguiente artículo escrito por el ciudadano inglés Roger Hayes, presidente del grupo British Constitution Group, denuncia y pone al descubierto los sistemas en que vivimos en los que la ley, justicia e igualdad son una pantalla que esconde otra macabra realidad que muy pocos privilegiados conocen y mantienen intencionadamente oculta a los demás.
Quizás, este tipo de denuncias tuvo mucho que ver con el hecho de que Roger Hayes fue intimidado, detenido y encarcelado injustamente en la prisión de Liverpool en julio de 2012, lo que hace más evidente la existencia del concepto de “ficción legal que Roger Hayes denuncia y cómo ELLOS intentan por todos los medios que no se difunda.

El siguiente texto de Roger Hayes nos explica el concepto de hombre de paja (ficción legal) en el que vivimos y las graves consecuencias que trae a la población en general. Si bien, el texto se aplica en el marco de la ley inglesa, posiblemente haya muchas similitudes en otras naciones.
Desde LA REVOLUCIÓN PACÍFICA recomendamos el documental del director fallecido Aaron Russo, America: De la Libertad al fascismo (enlace aquí). En él se exponen entre otras cosas la falacia del “hombre de paja” o “ficción legal” y demuestra que estamos gobernados por la Ley Marítima y como empresas, no como personas naturales.
Vean esta información detenidamente y reflexionemos ¿qué ocurriría si tuviésemos una cuenta bancaria con el nombre en minúsculas?

Artículo: La Ficción Legal – ¿Cómo nos controlan los gobiernos?, por Roger Hayes

A lo largo de la historia, la ingenuidad del hombre ha permitido siempre que un grupo de personas controlen a los demás. La creación de la ficción legal es un tremendo ejemplo,  es el fundamento mismo de la forma en que se nos controla hoy en día y, sin embargo el conocimiento de su existencia escapa a casi todos excepto a unos pocos de nosotros.
Los jueces saben cómo  la “ficción jurídica” se aplica a cada uno de nosotros, pero los abogados, procuradores, magistrados y políticos, en su mayoría no lo saben, es un secreto muy bien guardado. Nuestros tribunales imponen su voluntad sobre nosotros a través de la “ficción jurídica” y es a través de esta imposición que los gobiernos son capaces de controlar todas las facetas de nuestras vidas. Sin la “ficción jurídica” , el gobierno y un grupo de autoridades no tendrían poder alguno sobre nosotros. Por tal motivo, está claro que el entendimiento de la “ficción legal” es un requisito para saber cómo el mundo que nos rodea  funciona realmente, que es muy distinto a cómo pensamos que funciona.
El conocimiento y entendimiento de la ficción legal es el primer paso en el camino hacia la libertad.
¿QUÉ ES LA FICCIÓN LEGAL Y CÓMO AFECTA A NUESTRAS VIDAS?
Si tuviéramos que explicar el concepto de “ficción legal para el individuo promedio, en el contexto de cómo se aplica a ellos, hay un alta probabilidad de que piensen que es una locura… las largas explicaciones rara vez crean la curiosidad de saber más, la gente encuentra la comprensión más allá de su ámbito de conocimiento y prefieren tomarlo como un absurdo. Los creadores de la ficción legal lo saben y han utilizado nuestra ignorancia para lograr sus objetivos de controlarnos y dominarnos con su arma de “negación plausible”. Pero, de repente, estamos despertando a lo que realmente está pasando y a medida que esto ocurre los grilletes de control comienzan a aflojarse.
Imaginemos tener una conversación en el siglo X, en el que se describe un teléfono móvil a una audiencia… los oyentes de esa época pensarían que el interlocutor es un lunático… a pesar de ser capaz de explicar detalladamente la ciencia detrás de dicha tecnología, lo mismo ocurre hoy al tratar de explicar la “ficción legal”. Afortunadamente, gracias a personas como John Harris, Shrout Winston, Robert Arthur Menard y otros más, el secreto de la “ficción legal”, también conocido como el “hombre de paja” se ha puesto al descubierto y ahora, las personas que están dispuestas a aprender, pueden obtener las ventajas de conocer esto lo cual es de enorme importancia y utilidad.
Pero hay que tener en cuenta que… los “poderes fácticos” tienen un gran interés en que nosotros no sepamos cómo ejercen su control sobre nosotros y esto se traduce en que se insiste en que no se debe conocer la existencia de la ficción legal y menos aún comprenderla. Así que si estás pensando en escribir al gobierno y pedirle que confirme la existencia de la ficción legal, me permito sugerir que su tiempo estaría mejor invertido en escribir a la mafia y pedirles que confirmen por escrito que efectivamente, ellos están comprometidos con el crimen organizado. Por favor, infórmennos si consiguen una respuesta.
La ficción legal se describe brevemente como un medio por el cual se puede hacer algo dentro de la ley, que, sin la ficción legal, no sería posible. Búscalo en un diccionario de la ley. Son muchas las aplicaciones del concepto de ficción legal, y sólo a través del estudio llevará a enfrentarse con el uso de sus funciones. No es complicado, sólo algo confuso y su comprensión requiere resistir la tentación de descartarlo como una cosa sin sentido. El hecho de que tengamos una comprensión limitada de los orígenes del universo, eso no quiere decir que no exista – lo mismo sucede con la ficción legal.
UNA EMPRESA ES UNA FICCIÓN LEGAL
Por ejemplo, imaginemos que tu nombre es Roger Hayes… se puede crear una ficción jurídica llamada ROGER HAYES y tú podrás ser propietario y tener el control de las acciones. Se le podría prestar dinero a la empresa, que a su vez podría comprar y poseer instalaciones, maquinaria, materiales y construir un conjunto de activos y riqueza a través del comercio. Cabe aclarar que esto, sería entonces propiedad de la empresa pero no tuya. Sí, tú serías el propietario de la empresa, pero la empresa será la propietaria de los activos. Si tú vendes acciones en nombre de la empresa, te verás obligado a poner los fondos en la cuenta bancaria de la empresa y no a tu cuenta privada. La empresa se vería obligada a pagar el dinero que tú le prestaste, a parte de esto, la única forma en la que podrías obtener algún beneficio de la compañía sería si te paga un salario de gerente o un dividendo como accionista y si la empresa se declara en bancarrota con pasivos netos, tú no serías responsable de sus deudas.
Es fácil ver entonces cómo a pesar de que eres el único dueño y por lo tanto el controlador de la ficción legal de la compañía “ROGER HAYES sigue siendo una entidad completamente separada a ti. En este caso, podrías vender la compañía y otros tomar el control, a pesar de mantener tu nombre. Ahora, para deliberadamente confundir a esta entidad se le dio también el nombre genérico de “personay sí, tiene la intención de confundir. En términos legales (el lenguaje de la ley)persona” significa empresa o corporación, no quiere decir hombre o mujer. En un diccionario normal “persona” se describe como un ser humano individual. En un diccionario de la ley “ser humano” se describe como un monstruo. ¿Crees que estaban tratando de aclarar cuál es el significado de las palabras o crees que estaban tratando de crear confusión? Obviamente, lo último de forma deliberada y calculada.
Cuando naciste (asumiendo que tu nombre es Roger Hayes) y tus padres registraron tu nacimiento, el gobierno creó una empresa que se llama también Roger Hayes. Si nos fijamos en todos tus documentos oficiales, verás que todos ellos están representados con letras mayúsculas, como medio de distinción. Es importante recordar, que en base a que el gobierno fue el que creó esta empresa, son ellos los que la poseen y la controlan – a pesar de tener tu nombre. El engaño está en el hecho de que no te lo dijeron, ni quieren que lo sepas, que utilizarán esta empresa (persona) para fijar responsabilidades contra ti mismo.
Por lo tanto, la empresa ROGER HAYES fue creada y coexiste en paralelo con el real Roger Hayes de carne y hueso, registrado por sus padres. Sin embargo, en ausencia del conocimiento de la existencia de lo anterior, a todo el mundo se le hizo creer que todo lo que se aplica a esta última – como un plan tortuoso de seguridad, algo así como si se pusieran a la venta los terrenos del Sol para los incautos.
Cuando la burocracia se hace la pregunta “¿Es usted Roger Hayes?” Lo que realmente están haciendo es preguntar ‘¿Aceptas la responsabilidad por la empresa ROGER HAYES (es decir, la persona)? “Y cuando dices que sí – estás aceptando sin darte cuenta de las obligaciones asignadas a la “persona” (empresa) que ellos poseen y por la que establecen su autoridad sobre ti. ¡Qué sagaz y pérfido es esto?!
Roger Hayes es un hombre de carne y hueso. ROGER HAYES es una persona (la empresa) – que son entidades separadas. Tu puedes controlarte a ti mismo, ellos controlan a la persona y si tu aceptas la responsabilidad de la persona, entonces ellos te controlan a ti.
Todas las leyes del Parlamento se aplican a la “persona” (la empresa), y no al hombre o a la mujer. Esto es evidente en el hecho de que las palabrashombre” o “mujer” nunca se utilizan en las leyes del Parlamento. Luego entonces, los hechos  no se aplican al hombre o la mujer de carne y hueso, si lo hicieran, así lo indicarían. Las leyes del Parlamento se extienden al hombre o la mujer cuando (a través de su ignorancia) se acepta la responsabilidad. Cuando un policía o un juez pide el nombre de persona, ellos te están engañando para que aceptes su autoridad sobre ti mismo, porque tú, sin saberlo, te haces cargo de la ficción legal (a pesar de que también se desconoce este hecho) y el hecho es que deben de recibir tu consentimiento al decir, “el nombre”, es decir “la persona” la “ficción legalRoger Hayes, antes de que puedan asumir su autoridad sobre ti. Cuando tu dices sí, mi nombre es Roger Hayes, estarías dando consentimiento a su autoridad, y por el contrario, si niegas la responsabilidad de la persona jurídica, entonces se les niega el control que necesitan para hacer valer los cargos en tu contra. La negación del consentimiento es la negación de la autoridad que significa que no hay sanciones. Es tan simple como eso.
Así que ya sabes, el gobierno asegura su autoridad sobre ti al simplemente pedir tu nombre, o haciendo que rellenes uno de sus formularios. Si entiendes esto, entonces ya puedes comenzar a ajustar la forma en que respondes a sus demandas. Aprende a responder a este engaño tirano y tu vida cambiará, serás más libre de mente, espíritu y en la realidad. Cuánta más gente nos unamos para librarnos de ello, más rápido recuperaremos el control de nuestra nación.
El hecho es que, el gobierno y sus instituciones, es decir, la policía, los tribunales, el recaudador de impuestos tienen autoridad sobre ti, en virtud de que sin saberlo, les das tu consentimiento. Pero, mientras que los estatutos (leyes del Parlamento) se aplican sólo a la ficción legal – la ley común, son aplicables a ti – al hombre o mujer de carne y hueso. Hay que ser muy cuidadosos para entender la diferencia. Derecho común es lo que el oficial de policía como agente del orden protege, nuestros derechos naturales. El derecho común es la regla que rige la forma en que nos comportamos con nuestros semejantes a fin de que todos podamos vivir en paz y armonía con los demás sin amenaza de daño o pérdida.
Por lo tanto exceso de velocidad, estacionamiento, impuestos municipales, IVA… todos se aplican a la “ficción legal, la cual tienes derecho absoluto a rechazar si así lo deseas, pero si crees que defender tus derechos es demasiado problema, entonces puedes escoger seguir siendo dócil y obediente. La elección es tuya.
No tengo ninguna objeción de pagar mi parte justa al funcionamiento de un sistema del cual todos somos los beneficiarios, pero no a una dictadura. Si rechazo pagar mis impuestos municipales, las multas por exceso de velocidad o estacionamiento, es el camino para lograr un cambio que nos beneficiará a todos, entonces eso es exactamente lo que voy a hacer. Espero que mucha más gente comience a pensar y actuar como hombres y mujeres libres, cuanto más rápido lo hagamos, antes se acaba la tiranía y nuestra vida empezará a mejorar.
PERO… siempre hay un pero, la “ficción legal” tiene beneficios, así como obligaciones. El NHS (Servicio Nacional de Salud), la educación, los beneficios por los hijos y propiedad de la vivienda, cuentas bancarias… todos son por cortesía de la “ficción legal. Si decides eliminar las obligaciones/responsabilidades, potencialmente eliminarías los beneficios.  Así que debes de tener una clara comprensión de en lo qué te estás metiendo antes de empezar a jugar con el sistema.
Querido lector, nuestros controladores no son tontos… ya que han estado trabajando su plan durante mucho tiempo. Han ideado un sistema que da y quita, y que ha encontrado un equilibrio cuidadoso entre ambos que les ha permitido mantener su control. Así que si hay beneficios, así como obligaciones/responsabilidades y no queremos tirar todo por la borda, así que…
¿A DÓNDE IREMOS PARTIENDO DESDE ESTE PUNTO?
La respuesta a ese dilema es simple. El sistema se puede utilizar para nuestro beneficio en general. Los malos han tomado el control de él y han estado utilizando deliberadamente el sistema para su propio beneficio a costa nuestra. Lo están usando para multarnos en exceso con el fin de alimentar su avaricia, que nos cobra y persigue y nos mantiene sirviéndoles y haciendo nuestra vida miserable en dicho proceso. Tenemos derecho a obtener los beneficios y rechazar las responsabilidades, cuando el equilibrio se ha distorsionado en nuestro perjuicio es lo que claramente ha ocurrido.
El que escribe ha estado en los tribunales (en numerosas ocasiones) negando las responsabilidades de la ficción legal – hasta la fecha con un 100% de éxito. Ha habido algunos momentos de festejo, ha sido una experiencia interesante en donde servidores públicos han visto con asombro (e ignorancia) como nosotros (amigos y activistas) hemos aparecido en la corte declarando que NO… no aceptamos su autoridad. El choque con la autoridad es palpable, ellos responden con gritos, dando órdenes para que obedezcamos, utilizan amenazas, intimidación y de vez en cuando llaman a sus guardias de seguridad y la policía para tratar de forzarnos a la sumisión, pero en vano. Nos hemos mantenido en nuestra posición siendo testigos del debilitamiento de su resolución y, en su lugar, hemos visto cómo han comenzado a someterse a nuestra autoridad. En la corte ahora, nosotros hacemos las preguntas y ellos responden a ellas, ellos son más sumisos cuando les recordamos que los tribunales pertenecen a la gente y no a… ellos.
El hombre de carne y hueso es mucho más poderoso que sus controles de ficción legal, es sólo una cuestión de descubrir cómo podemos demostrar nuestra autoridad sobre ellos. Ha sido y seguirá siendo un camino lleno de baches, se hizo más suave con el apoyo de todos aquellos que asisten a los tribunales como testigos. El grupo de la Constitución británica está haciendo retroceder poco a poco la marea de la tiranía, lo hacemos con el conocimiento de que tenemos razón y ellos están equivocados, como se demuestra tras sumisión gradual a nuestras demandas. Pero todavía nos queda un largo camino por recorrer. Cuantos más sean los que se unen a la lucha, más rápido vamos a recuperar el control. No necesitamos elecciones o referendos o cualquier otro mecanismo controlado para liberarnos del gobierno corrupto ya sea en el Reino Unido o en Bruselas, sólo tenemos nuestro espíritu, determinación y coraje para levantarse y decir NO.
Nosotros, el pueblo británico tenemos el derecho a gobernarnos a nosotros mismos, tenemos un instinto natural de querer preservar nuestra soberanía y nuestra independencia… pero hemos sido inducidos a pensar que necesitamos el permiso de una élite poderosa para asegurarlo… no lo aceptemos.
Han confundido nuestra identidad y nuestra nacionalidad, el entendimiento y el propósito de nuestra constitución y las reglas de la ley. Algunos de nosotros hemos sido engañados en pensar en nosotros como europeos, una descripción universal con tantos significados como llamarnos terrícolas. Somos británicos –ingleses, escoceses, galeses e irlandeses del Norte. Tenemos entre nosotros a personas de todos los países de la tierra, de estas islas y del pueblo británico somos, una nación de la tolerancia, compasión, fortaleza y la justicia. Hemos llevado estos valores por el mundo – y parece que ha llegado el momento de volver a hacerlo.
Nuestro futuro no será determinado por un partido político, no será determinado por títeres como Clegg, Cameron y Brown (¿se acuerdan de él?)… Nuestro futuro será forjado por aquellos que de entre nosotros encuentren el coraje para defender nuestros derechos y los declare ante el mundo.
La tiranía que ha sido construida a nuestro alrededor se derrumbará cuando nos pongamos de pie a defendernos. Es un juego de números… cuando seamos más que ellos… el objetivo se habrá conseguido.

DESPERTARES

Suscríbete a nuestro Canal de YouTube

Síguenos en Facebook LA REVOLUCIÓN PACÍFICA

3 comentarios en “La Ficción Legal: El ‘Hombre de Paja’ nos controla bajo la Ley Marítima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s