¿Planea Rusia una moneda basada en Oro? Un reinicio del sistema es inminente

Actualidad, BRICS, Economía, Geopolítica
La “tormenta perfecta” de la inestabilidad geopolítica, el aislamiento diplomático, la severa depreciación del rublo y el declive económico que ahora afronta Rusia ha dañado profundamente la posición internacional de Moscú, y posiblemente para un largo periodo de tiempo.  Sin embargo, es precisamente este tipo de condiciones que pueden impulsar el liderazgo del país en dar el paso radical que asegure su condición de mejor jugador del mundo de una vez por todas: la adopción de un patrón de cambio al oro de su moneda.
Aunque parezca una idea descabellada, a primera vista, hay muchos factores que sugieren que la monetarización en oro puede ser el siguiente paso lógico para Moscú.

En primer lugar, durante años Moscú ha estado expresando su falta de voluntad para permanecer a merced monetaria de los EEUU y sus aliados de la OTAN y de este punto de vista se ha expresado con vehemencia por el asesor económico a largo plazo del presidente Putin, Sergei Glaziev. Rusia está dispuesta a jugar una dura estrategia con Occidente sobre el tema: el gobernador del banco central de Rusia tomó la inusual postura en noviembre pasado de presentar detalles a los medios internacionales de la celosa ola de compra de oro por parte del Banco ruso. El anuncio, en contraste con las tradiciones más taciturnas hacia esa institución, subraya una consternación abierta de Moscú contra la hegemonía del dólar; su sincronización sugiere coordinación con los peldaños superiores de gobierno para presentar el oro como una posible arma-moneda en esta guerra financiera.
En segundo lugar, a pesar de la presión internacional, Rusia ha sido muy cuidadosa en las políticas de venta masiva que llevaron al Reino Unido, Francia, España e Italia para descargar el oro en la última década durante los intentos fallidos para apuntalar sus respectivas economías en crisis, en particular, de venta masiva del entonces primer ministro británico, Gordon Brown, de 400 toneladas métricas de las reservas del país a precios increíblemente bajos. La sorprendente decisión de Moscú de no tocar las reservas de oro del país ante la rápida caída del rublo a principios de diciembre de 2014, significa que ahora es el sexto país con más oro del mundo y pone de relieve la ambición de la postura de Rusia sobre la cuestión del oro. A finales de diciembre, Rusia añadió otras 20,73 toneladas, de acuerdo al informe del FMI de finales de enero, coronando una ola de compras de nueve meses.

PARA SABER MÁS: El Jaque Mate de Putin

En tercer lugar, mientras que la economía rusa es estructuralmente débil, los fundamentos monetarios del país suenan lo suficiente, de manera que el tiempo de un movimiento al oro, geopolíticamente como nacionalmente, puede ser ideal. Rusia no es una nación deudora. En este escrito, en enero, la deuda de Rusia con respecto al PIB es baja y la mayor parte de su deuda externa es privada. Existen cuentas de oro físico para el 10% de las reservas de divisas de Rusia. El déficit presupuestario de 2014 en proyección, es probable que sea de alrededor de $10 mil millones, mucho menos del 1% del PIB. La tasa de pobreza se redujo del 35% en 2001 a 10% en 2010, mientras que la clase media se proyectó en 2013 para llegar a 86% de la población en 2020.
El colapso de los precios del petróleo sólo sirven para intensificar el atractivo monetario hacia el oro. Teniendo en cuenta que las exportaciones de petróleo, junto con el resto del sector de la energía, representan el 45% del PIB, la depreciación del rublo continuará; las recientes inestables condiciones fiscales han devastado los bancos, y están produciendo una mayor inflación, así se espera alcanzar el 10% a finales de 2015. A medida que Rusia sigue siendo (en el futuro previsible) principalmente una economía basada en recursos, sólo un movimiento de oro, sin duda, puede hacer la moneda más fuerte, aunque sí limita la moneda disponible de Rusia.
Con la compra de todo el oro que tiene, el país está, en parte, garantizándose tener suficiente dinero en circulación en el caso de una transformación fundamental del sistema. En términos de restablecimiento de shock post-petróleo prestigio internacional, un movimiento al oro le permitirá al país ser visto como un socio comercial más fiable y de confianza.
Las repercusiones de Rusia sobre un patrón cambio oro serían inmensas. Por encima de todo, significaría el primer gran cisma en el orden monetario mundial. China muy probablemente hará lo mismo. Podría significar la amenaza de una severa inflación en los Estados Unidos lo que haría que los dólares no deseados deberían de hacer su camino de vuelta a través del Atlántico, última pesadilla de la FED (Reserva Federal). Por encima de todo, Rusia va a evitar los apalancamientos de deuda extremas que no habría sucedido si los capitales occidentales se hubieran mantenido en el oro.
“Una regla de oro sería políticamente atractiva, transformando el rublo a una moneda formidable y la reducción de las salidas de manera significativa”, escribe el Dr. Enrico Colombatto, profesor de economía en la Universidad de Turín, Italia.
La geopolítica del oro también figura en las relaciones cada vez más estrechas entre Rusia y China, un país que también ha dejado clara su preferencia por el oro frente al dólar. (Rusia recientemente superó a China como principal comprador mundial del metal). A raíz de los $400 mil millones del acuerdo firmado por 30 años entre el gigante del gas ruso Gazprom y la Compañía Nacional de Petróleo de China en noviembre de 2014, China, volvió su atención a la internacionalización de su propio mercado del oro. El 15 de enero de 2015, la Bolsa de Oro de Shanghai, la mayor bolsa física de oro en todo el mundo, y el Consejo Mundial del Oro, llegaron a la conclusión de un acuerdo de cooperación estratégica para ampliar el mercado chino del oro a través de la nueva Zona de Libre Comercio de Shanghai.
Fue al asumir el cargo dos años más tarde, en mayo de 2000, cuando el Presidente Putin emprendió una masiva campaña de compra de oro en el país. En ese momento, tomó veintiocho barriles de crudo como cambio sólo para comprar una onza de oro. Se adoptó la política del rublo respaldado en oro de esos años para pagar con éxito por la deuda externa del país.
Como una postura pro-oro es, en esencia, anti-dólar, la especulación acerca de cómo los EEUU reaccionarían plantea la cuestión de si una guerra total de la moneda vendría. Occidente tendría que mantener a Rusia a nivel regional y militarmente marginados, y ni hablar de mantenerse dentro de los límites de la FED, el BCE y el Banco de Inglaterra (BOE).
Tampoco es esa perspectiva demasiado inverosímil. El autor holandés Willem Middelkoop ha descrito en su libro de 2014,  El Gran Reset: Guerra del Oro y Fin del Juego Financiero:
“Un reinicio del sistema es inminente. Incluso antes de 2020 tendrá lugar en el sistema financiero del mundo para encontrar un anclaje diferente… En un intento desesperado por mantener este sistema del dólar, Estados Unidos libró una guerra secreta en el oro desde 1960. China y Rusia han perforado a través de la cortina de humo estadounidense todo el oro y el dólar, y ya no están dispuestos a seguir prestando a los Estados Unidos. Ambos países han ido acumulando enormes cantidades de oro, posicionándose para la siguiente fase del sistema financiero global”.

Traducido por LA REVOLUCIÓN PACÍFICA

Síguenos en Facebook LA REVOLUCIÓN PACÍFICA

Suscríbete a nuestro Canal de YouTube

Visto en Mises Institute

5 comentarios en “¿Planea Rusia una moneda basada en Oro? Un reinicio del sistema es inminente

  1. No lo dudes. Y no solo Rusia, los BRICS lanzarán en breve un sistema monetario alternativo que probablemente acabará con el petro-dolar. De hecho Alemania, Belgica, Suiza … llevan meses repatriando su oro ( el que pueden), Rusia y China acumulándolo como nunca en su historia… hace meses que está en marcha.
    Por cierto, de lo primero que hicieron en Ucrania al llegar el actual gobierno, fue sacar el oro del país(En teoría hacia EEUU).
    Esperemos que sea para bien.😉

    Salud y Conciencia.

    Le gusta a 1 persona

  2. Crónica de una muerte anunciada, creo sería la frase que mejor se ajusta al panorama mundial, sobre todo en materia económica y geo política. Siento que el nuevo orden de cosas es inminente, que tan solo es cuestión de darle tiempo al tiempo, que incluso no será mucho. Los grandes promotores del cambio son los pueblos, que estratégicamente liderados por Rusia y China, de la mano de sus líderes han hecho un alto en el camino, no solo creyendo en un orden más equitativo, sino formando parte activa en el proceso de consecución.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s